AYUPEN - Ayuda a personas necesitadas
91 493 93 30 / 690 35 91 72 - info@ayupen.com
Actualidad Ayupen

AYUPEN

26 octubre 2018

No hay comentarios

Casa Blog

Más de un millón de personas con título universitario está en riesgo de pobreza en España

Más de un millón de personas con título universitario está en riesgo de pobreza en España

La cifra ha aumentado en más de 300.000 desde 2008, según un informe

No todos los pobres proceden de los entornos más extremos de la exclusión. Ni vienen de familias sin recursos. En España, más de un millón de titulados universitarios están en riesgo de pobreza. Son 320.000 más que hace 10 años, según el estudio que la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES) ha presentado este martes, con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que se conmemora este miércoles. La salida de la crisis ha redibujado el perfil de las personas pobres. La proporción de quienes se encuentran en estas circunstancias (tienen más de 16 años y un nivel de estudios medio o alto) ha pasado del 30% de 2008 al 35,8% de 2017. Si a los que tienen estudios superiores se suman los que han superado bachillerato o formación profesional la cifra de personas que viven en esta situación supera los de 2,7 millones.

Estudiantes en la biblioteca de la facultad de Humanidades de la Universidad de Valencia, en una foto de archivo. SANTIAGO CARREGUI.

Estos titulados forman parte de los 10 millones de personas que estaban en riesgo de pobreza el año pasado en España, el 21,6% de la población. Si bien son unas 300.000 menos que en 2016, la tasa de pobreza está lejos de volver a los registros anteriores a la crisis. Ahora hay unas 900.000 personas más en riesgo de pobreza que en 2008. Se pasa a formar parte de este grupo cuando el hogar no llega al umbral de pobreza, fijado en el 60% de la mediana de renta del país por unidad de consumo.

He pasado muchísimas noches sin dormir por la angustia”, cuenta por teléfono Rosa, una madrileña de 52 años que prefiere no dar su nombre real. Es ingeniera de sistemas informáticos. Trabajó toda su vida en Estados Unidos, pero en 2006, tras la muerte de su padre, volvió a España para estar más cerca de su familia. Aquí estuvo empleada en un banco y en una multinacional, hasta que en 2016 la despidieron. Después, el abismo. “Eché más de 500 currículos. En estos dos años he ido tirando con el paro y el dinero de la indemnización, pero los ahorros se acabaron. En abril empecé a cobrar los 430 euros y tengo una hipoteca de 800”, prosigue. Se inscribió en un programa de ayuda de búsqueda de empleo de Acción Contra el Hambre. El mes pasado encontró trabajo. Sus condiciones han mejorado, pero sigue viviendo al límite. “Soy prácticamente mileurista”, cuenta. “Estoy en un periodo de prueba. Quién sabe si volveré al paro”, afirma. Su angustia aún no cesa.